Affective – Tu Aliado en Esta Nueva Etapa

Lo que nunca debes olvidar ahora que eres cuidador.

Cuidar a una persona es una responsabilidad que trae consigo varios cambios físicos, emocionales y sociales en tu vida y en la de tu familiar.
Además, debes saber que ser cuidador es una acción noble y digna de respeto, con la que fortalecerás tus capacidades humanas, al mismo tiempo que se reforzará el vínculo entre tu familiar y tú.

Sin embargo, debes saber que cada paciente es un reto diferente y que no es sencillo comenzar con la labor. Por eso, y con el fin de ayudarte a ser un cuidador excelente y realizar tu función al máximo, te compartimos nueve puntos importantes que no debes olvidar para que tu transición a cuidador resulte positiva y saludable.

  1. Mantente siempre pulcro y ten una actitud optimista para transmitir una vibra positiva; recuerda que tú eres importante y necesitas estar bien física y mentalmente.
  2. Date la oportunidad para pensar en otras cosas, no centres todos tus pensamientos en el mundo de quien cuidas.
  3. Recuerda mantener tus relaciones con tus amigos y familiares, ya que la presencia de la persona a cuidar implica una reorganización de espacios y tiempos.
  4. No descuides tus horas y hábitos de comida, el hecho de que el paciente lleve una dieta especial no significa que tu debas comer lo mismo. Encuentra un equilibrio o prepara la comida adecuada para ti.
  5. Planifica tu día y prepara los materiales que requieras para facilitar tu vida y la de tu familiar.
  6. Evita remordimientos o sentimientos de culpa, recuerda que la condición en la que se encuentra la persona a quien cuidas, no es una condición causada por ti y que tu estas ahí con el propósito de apoyar y acompañar.
  7. Tú puedes salir a divertirte o relajarte, las salidas no deben ser exclusivas para ir a comprar medicamentos o asistir a consultas.
8.Se tolerante a las opiniones de los demás familiares. Prepárate para esto, ya que esta situación suele causar estrés y conflictos, debido a que los familiares muchas veces te darán su opinión sobre muchos aspectos de tu día a día. Cuando esto pase, ¡tranquilo! Toma lo bueno de cada una y adáptalo a la situación.
  8. Por algún motivo tu fuiste el elegido para realizar esta la labor de cuidador, sin embargo, considera que si hay actividades que no puedas realizar solo, siempre es mejor solicitar ayuda.

Por último, como cuidador te recomiendo tener siempre presente que para cuidar de alguien, tu primero debes estar bien. Así encontrarás un equilibrio entre la responsabilidad con tu familiar y el cuidado de tu salud.

Obtén tips e información que te ayudarán

Cuidadores

Depresión: síntomas y tratamiento

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida d...

Leer más >

Cuidados para tu familiar

Test de Zarit: una herramienta para evitar el desgaste en los cuidadores

Asumir el papel de cuidador nos expone a la posibilidad de sobrecarga física y emocional. Estar al ...

Leer más >

Cuidados para tu familiar

Ejercicios para ejercitar los músculos de tu familiar

El ejercicio en el paciente es muy importante para su desarrollo psicomotriz. Se recomienda que tu f...

Leer más >