Affective – Tu Aliado en Esta Nueva Etapa

Despejamos todas tus dudas

Es normal no saber cómo elegir el producto ideal para el paciente cuando se es cuidador primerizo. Existen dos formas de detectarlo, la primera tiene que ver con la movilidad de la persona que los usará, es decir, si tiene movilidad limitada debido a alguna enfermedad o por la edad avanzada o bien, si es una persona que no depende de otros para moverse. La segunda forma es identificar el grado de incontinencia que presente el paciente, este va de ligera a moderada y hasta abundante. Una forma práctica de tener esta respuesta es midiendo por nivel de absorción en el producto. En Affective te indicamos a través de vasos de agua el nivel de líquido que absorbe cada uno de nuestros productos.

Nuestros productos vienen en presentaciones Unitalla (Cover Pro y Predoblado), Mediana y Grande (Advanced, Protect y Pants). Para saber qué medida de producto le corresponde a nuestro paciente, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Medir la cintura y la cadera.
  2. Tomar la medida mayor y revisar que coincida con la medida en centímetros de la talla en el empaque del producto.
  3. Si la persona está en cama, identificar los huesos de la cadera y medir la distancia de uno a otro, multiplicar por 2 y agregar 5 cm para tener la medida final.

Te compartimos las medidas por cada una de nuestras tallas:

Unitalla: 90×60 cm

Mediana: 90×120 cm / 35” a 47”

Grande: 110×150 cm / 43” a 59”

Esto depende del nivel de incontinencia de cada paciente. El rango de uso va de 1 a 4 por día.

Si tienes alguna duda, no dudes en enviarla o acudir a nuestro grupo de Facebook para obtener más información.

Más de lo que te imaginas. Según estudios, unas 200 millones de personas en el mundo de entre 15 y 64 años la padecen, entre las que se encuentran 1 de cada 3 mujeres que acaban de tener un bebé. Sin embargo, más de la mitad no se atiende o lo notifica, por pena o porque creen que es parte de la edad.

No, la incontinencia tiene múltiples causas, y si bien es cierto que entre ellas está la edad, no es la única ni la de mayor frecuencia, por lo que es importante acudir a un médico para determinar el tipo de incontinencia, ya que en algunos casos se pueden lograr mejoras significativas y hasta recuperar el control de la vejiga.

Exclusiva no, pero sí más frecuente. Esto se debe a que el sistema urinario de las mujeres está mucho más expuesto a situaciones que provocan la pérdida del control de la vejiga, por ejemplo, los partos, el sobrepeso, las infecciones, etcétera.

Definitivamente no. La gran mayoría de las mujeres tienen hijos sin presentar ningún tipo de complicación postparto y aun cuando hay mujeres que presentan incontinencia leve, es muy común que sea temporal y/o tratable con ejercicios especiales.

Este tipo de productos están diseñados para otro fin, por lo que resultarán insuficientes y poco confiables. Es mejor tener el respaldo de productos diseñados para cubrir esa necesidad y que te brinden confort y seguridad. Averigua cuál es el protector que necesitas en el test que tenemos para ti.

Lo más importante antes de pensar en un tratamiento, es descubrir la causa de la incontinencia, para eso es necesario que tu médico lo evalúe y te recomiende lo mejor para ti, ya que hay desde ejercicios y terapias que pueden resultar muy efectivas, cirugías que son cada vez menos invasivas y hasta medicamentos específicos.

La alimentación

Pese a que parezca lo contrario, es importante que consumas la cantidad de agua que tu cuerpo necesita, aproximadamente dos litros por día. Evita bebidas que causen el exceso de orina, como el café y el alcohol. Los jugos ácidos, el picante y el exceso de grasa irritan la vejiga, consúmelos en menor cantidad o evítalos.

El estreñimiento puede contribuir a empeorar la incontinencia, si lo padeces, incluye alimentos ricos en fibra para controlarlo, pero evita el consumo de laxantes.

Los irritantes más comunes de la vejiga son: el chocolate, el tomate, los cítricos y frutas ácidas.

Te recomendamos que sigas un horario de comida y que consumas lo que tu cuerpo necesita, según tu estilo de vida, de esta manera tu organismo se acostumbrará a tener ciclos establecidos y evitarás alteraciones.

Si tienes incontinencia, procura beber en una porción menor durante las últimas horas del día, de esta manera evitarás los escapes nocturnos.

Sobrepeso

Algunos kilos hacen la diferencia. Una pérdida del 5 al 10% de tu peso ayuda a reducir la presión intra-abdominal a la vejiga y de esta manera mejorar su control.

Se debe, principalmente, al aumento de peso del útero, lo que provoca mayor presión sobre los músculos pélvicos. Y durante el postparto, lo que afecta es la dilatación y los cambios hormonales, pero no hay de qué preocuparse, este tipo de incontinencia, la mayoría de las veces es pasajera y te puedes recuperar rápidamente con ejercicios que fortalezcan tus músculos del suelo pélvico.

La menopausia es una etapa de grandes cambios para la mujer. Su cuerpo deja de producir las hormonas femeninas llamadas estrógenos y esto debilita los músculos abdominales, por lo tanto, al no poder hacer la presión necesaria, aparecen los escapes involuntarios.

No. Evitarlos sólo empeorará el problema, ya que, al haber poco líquido en tu cuerpo, la orina será más concentrada y esto irritará mucho a la vejiga, lo que puede favorecer que aparezcan infecciones y enfermedades más graves, además el agua es fundamental para que tu organismo funcione correctamente.

No se trata de un cambio obligatorio, depende más bien del grado o tipo de incontinencia, de necesidades personales, comodidad, movilidad, gustos, etcétera, aunque también es importante considerar el factor de la higiene y el cuidado personal, ya que tener el producto húmedo por mucho tiempo puede provocar lesiones en la piel.

No que la provoquen, pero si los medicamentos que tomas tienen un efecto de relajamiento, es posible que experimentes salidas involuntarias de orina. Por ejemplo, los medicamentos para la presión arterial pueden hacer que los músculos de los esfínteres se contraigan o se relajen mucho, algunos medicamentos para calmar los nervios pueden insensibilizar los nervios de la vejiga y evitar que mande señales nerviosas al cerebro, por lo que se vacía sin avisar. Por ese motivo es muy importante que platiques con tu médico y que éste cheque los medicamentos que actualmente consumes.

Depende de varios factores como la constitución, la edad, la alimentación y el nivel de actividad, pero la media aproximada es de 4 a 8 veces al día, y en ocasiones puedes necesitar levantarte durante la noche.

Al igual que sucede con las toallas femeninas, los productos Affective® no deben arrojarse al inodoro, sino depositarse en el bote de la basura o, si es posible, en un recipiente destinado para eso. En la mayoría de los productos Affective® puedes usar la envoltura de plástico de la nueva compresa para desechar la que se haya utilizado.

Según estimaciones, hasta un 25% de los hombres entre los 60 y 90 años van a desarrollar algún episodio de “escape” de orina. Sin embargo, la incontinencia no es un tema que se trate en charlas casuales, incluso si son entre amigos, por lo que puede parecer que es poco común, pero es todo lo contrario, principalmente en hombres que tienen agrandamiento de próstata o que se han sometido a una operación de ésta, además de un sinfín de factores congénitos que, con ayuda del médico, se podrán descubrir y buscar la mejor solución.

Nuestra página no cuenta con una tienda en línea, pero encontrarás un apartado en que podrás explorar las tiendas y distribuidores más cerca de ti, con quienes podrás encontrarlo. ¿Dónde comprar?