Affective – Tu Aliado en Esta Nueva Etapa

Estudios básicos que todo hombre debe hacerse una vez al año

En la salud, como en muchas otras cosas, más vale prevenir que lamentar. Siempre será mejor detectar y dar tratamiento si se hace el diagnóstico de manera oportuna. Además de obtener un panorama general del estado de salud, un chequeo médico al año nos permite identificar factores de riesgo, y en caso de encontrar alguna enfermedad, recibir un tratamiento menos agresivo y con mejores posibilidades de éxito, lo que además será menos desgastante emocional y económicamente. 

Presión arterial: desde los 18 años es recomendable revisar la presión arterial cuando menos una vez al año, la presión arterial alta no suele manifestarse con síntomas, pero sí puede provocar graves problemas de la salud como derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca, infarto e incluso la muerte. 

Biometría Hemática: se hace tomando una muestra de sangre y brinda información acerca de las células sanguíneas, glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, así como de infecciones generales, anemias, alteración en volumen de líquidos, afecciones relacionadas con la producción y destrucción de glóbulos rojos, alergias y problemas generales de coagulación. 

Química sanguínea: también se realiza a través de una muestra de sangre y tiene el objetivo de detectar diversas sustancias presentes en la sangre, como glucosa, ácido úrico, colesterol, urea, triglicéridos y creatinina, lo que puede apuntar a problemas del metabolismo o funcionamiento de ciertos órganos como el hígado y los riñones.

Examen General de Orina: se realiza con una muestra de orina y consiste en evaluarla de forma física, química y microscópica. Permite detectar y medir la presencia de diversos compuestos y determinar infecciones urinarias, indicios de enfermedad renal o diabetes, afecciones en la vejiga, riñones o próstata. 

El electrocardiograma: en reposo es una prueba sencilla e inocua, en la que se puede observar la actividad eléctrica del corazón. Se colocan electrodos en diferentes partes del pecho, los brazos y las piernas y se conectan a una máquina que permite evaluar el ritmo y regularidad de los latidos cardiacos, así como el tamaño y la posición del corazón. Permite detectar alteraciones de las arterias coronarias o un ataque al corazón previo.

En determinados casos, el médico puede indicar una prueba de ELISA, que es el acrónimo en inglés para enzimoinmunoanálisis de adsorción. Se realiza con una muestra de sangre y permite detectar anticuerpos relacionados con algunas enfermedades infecciosas como VIH (el virus que causa el SIDA), enfermedad de Lyme, anemia perniciosa, rotavirus, sífilis, virus del zika o dengue, entre otras. 

Examen de Antígeno Prostático: esta prueba se realiza con una muestra de sangre, y mide la concentración de antígeno prostático específico en la sangre, que si es más elevado de lo normal puede apuntar a cáncer de próstata o a otras enfermedades como el agrandamiento o la inflamación de la próstata.

Un chequeo médico también podrá incluir otros estudios que dependerán de la edad o de los factores de riesgo particulares como los genéticos, alguna discapacidad, tabaquismo, alcoholismo, obesidad, diabetes o cardiopatías. 

Obtén tips e información que te ayudarán

Vida Activa

Conoce los problemas de próstata que provocan incontinencia urinaria

La próstata es la glándula en los hombres encargada de producir líquido seminal que protegerá y...

Leer más >

Vida Activa

Vasectomía: qué es y cuál es su procedimiento

La vasectomía es un método anticonceptivo permanente para el hombre. Consiste en una cirugía sen...

Leer más >

Vida Activa

Salud mental: qué es y su importancia

La salud mental es algo más que la ausencia de trastornos mentales. Es un componente integral y es...

Leer más >