Affective – Tu Aliado en Esta Nueva Etapa

Conoce los problemas de próstata que provocan incontinencia urinaria

La próstata es la glándula en los hombres encargada de producir líquido seminal que protegerá y nutrirá a los espermatozoides. Tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y está ubicada delante del recto, debajo del cuello de la vejiga y rodeando la uretra.

La uretra, por su parte, es el conducto a través del cual viaja la orina desde la vejiga hacia el exterior, por lo que una alteración en la próstata puede causar problemas urinarios

La incontinencia urinaria (IU) es una condición que se manifiesta en la pérdida involuntaria de orina. Normalmente, la vejiga comienza a llenarse con orina proveniente de los riñones. Las ganas de orinar se sienten cuando hay cerca de 200 mililitros almacenados en la vejiga, pero ésta se puede seguir llenando hasta alcanzar una capacidad de entre 350 y 500 mililitros de orina, cuando ya se siente la necesidad imperiosa de ir al baño. 

Los problemas de próstata que pueden causar incontinencia urinaria son:

  • La prostatitis… Una inflamación en la glándula prostática, que suele producir dolor y con frecuencia está asociada a una infección de vejiga. 
  • Hiperplasia Prostática Benigna… Es un aumento gradual de la dimensión de la próstata y suele suceder en la edad madura. 
  • Cáncer de próstata… Que es el tipo de cáncer más común entre los hombres, pero también es sencillo de tratar si se detecta a tiempo. 

Cirugía para extirpar la próstata

Dos músculos del esfínter son los encargados de controlar el flujo de orina, el esfínter uretral interno y el esfínter uretral externo. Cuando se realiza una cirugía para extirpar la próstata como tratamiento del cáncer, se extrae el interno, que es un músculo que no se puede controlar voluntariamente. Sin embargo, después de la cirugía puede producirse algún daño o alguna disfunción del músculo externo, lo que puede impedir que se recupere el control completo de la vejiga.

Es posible que esto se deba a los daños en los nervios, la irrigación sanguínea, las estructuras de soporte o el músculo mismo, ya que éste se encuentra debajo de la glándula prostática. Sin embargo, estando el esfínter uretral externo en un estado óptimo puede funcionar por sí solo para detener el flujo de orina después de la recuperación completa de la cirugía, por lo que los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico pueden ser de gran ayuda en estos casos. 

Radioterapia

En ocasiones, para el tratamiento del cáncer, además de la extirpación de la glándula prostática, es necesario dar radioterapia al área donde se encontraba la próstata, llamada lecho prostático. La radioterapia puede producir irritación del esfínter externo, la uretra y la vejiga durante y después del tiempo que dura el tratamiento.

Esto puede causar un aumento de la incontinencia que, generalmente, mejorará en las semanas o los meses posteriores a la finalización de las sesiones de radiación. Algunos hombres pueden desarrollar un aumento de la incontinencia en los meses o años posteriores a la radioterapia, debido a la acumulación de tejido cicatricial. Esto puede provocar que el esfínter externo no se abra ni cierre correctamente.

A pesar de que no se sabe a ciencia cierta por qué algunos hombres sufren de IU y no otros, después de la cirugía para extirpar la próstata, algunos estudios parecen apuntar a factores como edad avanzada, fumar, diabetes, enfermedades neurológicas, o circunstancias específicas acerca del tumor y la cirugía.

Obtén tips e información que te ayudarán

Vida Activa

ASÍ AYUDA EL ORGASMO A FORTALECER EL SUELO PÉLVICO

Además de prevenir la incontinencia urinaria, tener un suelo pélvico tonificado y fortalecido fav...

Leer más >

Vida Activa

Check-up de salud en mujeres: qué es y razones para realizarlo

A partir de los 40 años, las mujeres deben poner atención en el cuidado de su salud y visitar al ...

Leer más >

Vida Activa

Ejercicios de Kegel para hombres: qué son y sus beneficios

Los músculos del suelo pélvico sostienen la vejiga, el intestino y otros órganos pélvicos, y un...

Leer más >