Affective – Tu Aliado en Esta Nueva Etapa

¿Qué necesitas para iniciar como cuidador?

Usualmente ser cuidador no es algo que planeemos, simplemente es algo que ocurre, ya que empezamos a apoyar a nuestro familiar para realizar tareas sencillas como ir a la farmacia o de compras. Con el tiempo estas tareas van aumentando, ya que nos damos cuenta de que se requiere más y más de nuestra ayuda.

Cuando esto pasa, no sabemos bien qué hacer ni cómo hacerlo y se va aprendiendo sobre la marcha, sin embargo podemos hacer algunas cosas para que, durante el camino, sea más fácil para nosotros y para nuestro paciente.

Algunas tareas frecuentes que empezaremos a realizar son: ir de compras, hacer de comer, lavar la ropa, ayudar a nuestro familiar a vestirse o bañarse y darle su medicina. Movilizar a la persona de un lado a otro, tanto de la casa como para ir a sus citas con el médico o de compras. En otras ocasiones nuestro cuidado va a consistir en asistencia emocional cómo manejar crisis o ver si se requiere de otro tipo de cuidado profesional, también somos la principal compañía de la persona y esto requiere de mucha energía emocional.

Otras recomendaciones que podemos seguir son:

Entender el padecimiento o lo que está pasando a nuestro familiar. Buscar información o hablar con profesionales de la salud al respecto.

Buscar información de qué cuidados requiere la persona dependiendo de su diagnóstico.

Hablar con el resto de la familia para establecer horarios de cuidado y evitar el desgaste del cuidador.

Buscar grupos de apoyo que ayuden a entender y hablar con alguien de lo que estamos pasando.

Comprar los medicamentos o material que sabemos que nuestro familiar va a necesitar, por ejemplo: protectores en caso de incontinencia y material médico necesario en caso de que requieran curaciones.

Volver la casa lo más segura posible para ayudar a nuestro familiar.

Establecer una rutina de actividades tanto de higiene como de dispersión.

Tener a la mano los datos de emergencia y de identificación para saber qué vamos a hacer y a quién contactar.

Tener el contacto de personas con las que podamos hablar cuando nos sentimos sobrecogidos o estresados con la situación.

Esperar lo inesperado. Muchas veces a pesar de planear todo con cuidado, pueden pasar situaciones que nos generan estrés. Es importante reconocer que no siempre vamos a poder resolver todo y que estamos haciendo lo mejor posible.

Obtén tips e información que te ayudarán

Cuidadores

Depresión: síntomas y tratamiento

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida d...

Leer más >

Cuidados para tu familiar

Test de Zarit: una herramienta para evitar el desgaste en los cuidadores

Asumir el papel de cuidador nos expone a la posibilidad de sobrecarga física y emocional. Estar al ...

Leer más >

Cuidados para tu familiar

Ejercicios para ejercitar los músculos de tu familiar

El ejercicio en el paciente es muy importante para su desarrollo psicomotriz. Se recomienda que tu f...

Leer más >